4 de diciembre de 2013

diciembre cuatro

algo debe habitar en ti de las primeras noches,
del sol primario, de la vida más pura.
algo que los demás extraviamos,
desaprendimos u olvidamos.

algo debes saber de las palabras y sus poderes:
malabarista, hechicera,
jamás ilusionista.
tuya es la red más fina,
la distancia más amarga,
el plan más entrañable.

por ti dejo siempre un espacio en blanco en cada texto,
previendo que un día, con suerte,
puede que juegues con él.

10 comentarios:

DRACO HANDSOMEBOY dijo...

ESE ES MI SENSEI!!!

Rosita dijo...

Precioso, que ganas de verte en vivo acá en CHILE

José Rodolfo Osorio Bustamante dijo...

Poesía

Anónimo dijo...

Edel, todo un maestro. Gracias por publicar cosas tan maravillosas, me encantaria conseguir los libros y que vinieras a Medellin Colombia !

Jorge Ramiro dijo...

Me gusta poder leer mucho sobre todo, aquello vinculado con los poemas y por eso cuando tengo un poco de tiempo en mi casa me gusta poder leer muchos poetas reconocidos. Desde hace un tiempo tengo ganas de obtener la posibilidad de viajar a madrid y de esta forma poder leer a los poetas de dicho lugar

Anónimo dijo...

Muchas felicidades maestraso Edel gracias de verdad algún día me encantaría conocerte en persona o q vengas para Bolivia

Anónimo dijo...

Si, también eres mi Sensei Edel,
neta!!

Anónimo dijo...

me gustaria que alguien lee esto y me digan que opina comentarios buenos y malos son bien recibidos

Anónimo dijo...

Anoche pase por tu casa en forma de nube, y te mire de lejos, me quede observándote
Callada, tendida, dormida, como quejándote, como extrañando,
Tome una ráfaga de viento y me cole por tu ventana, me hice aire para recorrerte mientras dormías, y te susurre al oído…..
Quiero jugar contigo al escondite entre tu ropa, entre tu cama tibia entre tu boca y ocupar la almohada como un puerto seguro para decirte al oído muy bajito, lo que estoy pensando..
Lo que ya no puedo callarme…. Tengo tanto miedo que se haga de noche, las próximas horas te convertirás en un recuerdo en algo ajeno, en algo prohibido.
Mándame tu boca, tus ojos, tu respirar pausado que me ha hecho compañía en la oscuridad y que anhelo tanto.
Quisiera proponerte que en este sueño, no pienses en nada, quisiera llevarte a ese lugar misterioso como lo son tus ojos, con lo son los míos, como cuando se cruzan nuestras miradas y se quedan mudas.
Tengo que confesarte de las noches sin sueño, por horarios,,,, por eso lo escribo para no pensarte tanto, para pensarte……..eternamente

Anónimo dijo...

con todo respeto maestro Edel me gustaría recibir un consejo de su parte yo soy el anónimo que publico lo anterior